Pfizer, la mayor farmacéutica de Estados Unidos, ha anunciado hoy un beneficio neto 3.208 millones de dólares en el tercer trimestre de 2012, lo que supone el 14 % menos que los 3.738 millones registrados un año antes.

El beneficio por acción alcanzó en el tercer trimestre 0,53 dólares, frente a los 0,60 del mismo período de 2011.

Los ingresos registrados por la compañía fueron de casi 14.000 millones de dólares (13.976 millones), el 16 % menos que los 16.609 de 2011.

En los 9 primeros meses del año, el descenso de resultados fue menor, ya que el beneficio neto fue de 8.255 millones de dólares, un 4 % menos que los 8.570 del período enero-septiembre de 2011.

Sin embargo, la caída de ingresos fue mayor, ya que alcanzó el 11 % hasta los 43.918 millones durante los 9 primeros meses del año (49.118 millones un año antes), agregó la compañía.

La compañía atribuyó el descenso a la pérdida de algunas patentes, especialmente la de su medicamento contra el colesterol Lipitor, uno de sus productos más importantes, que tuvo lugar el 30 de noviembre de 2011.

"Nuestros resultados de este trimestre reflejan la continuada pérdida de exclusividad de productos, especialmente Lipitor, en todos los mercados importantes", reconoció el consejero delegado de la empresa, Ian Read, en el comunicado.

Sin embargo, Read destacó que varios medicamentos importantes para la empresa continúan registrando crecimientos operativos.

Tras la presentación de estos resultados, las acciones de Pfizer bajaban un 1,45 % en la bolsa de Nueva York, donde la empresa forma parte del Dow Jones de Industriales.