Un grupo defensor de los derechos civiles está exigiendo una investigación independiente sobre la balacera que costó la vida de dos inmigrantes guatemaltecos, abatidos por un francotirador de la policía estatal de Texas desde un helicóptero.

La Unión Estadounidense de Libertades Civiles de Texas presentó su exigencia en una carta dirigida a Steve McCraw, director del Departamento de Seguridad Pública del estado.

El jueves se publicaron copias de la carta.

"Si los hechos, como fueron reportados, son ciertos, este uso de fuerza letal fue ilegal e inconstitucional", consideró la organización.

Un policía estatal a bordo de un helicóptero del Departamento disparó el 25 de octubre a una camioneta cuyo conductor huía de una patrulla, en un esfuerzo por inhabilitar el vehículo.

Nueve inmigrantes guatemaltecos estaban escondidos bajo una lona en el espacio de carga de la pickup. Tres personas resultaron heridas, de las cuales dos fallecieron.

La carta exige una investigación "de una agencia que no esté bajo la tutela del Departamento de Seguridad Pública de Texas".