Funcionarios de seguridad de la Agencia Central de Inteligencia fueron en socorro de personal del Departamento de Estado menos de 25 minutos después de que recibieron el primer llamado de solicitud de ayuda durante el ataque al consulado estadounidense en Bengasi, Libia, dijeron el jueves funcionarios de inteligencia de Estados Unidos mientras presentaban una cronología detallada de la respuesta inmediata de la CIA al ataque.

En el ataque en el 11mo aniversario de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en territorio estadounidense, realizado por quienes ahora se sospecha son un grupo de milicianos vinculados a al-Qaida, murió el embajador de Estados Unidos Chris Stevens y otros tres estadounidenses.

La cronología fue presentada justo antes de la elección presidencial del martes en un claro esfuerzo por refutar reportes noticiosos recientes que señalaron que la CIA dijo a su personal que "esperara", en lugar de que fuera al consulado para ayudar a repeler a los atacantes.

Los funcionarios dijeron a los periodistas que cuando el anexo de la CIA recibió una llamada diciendo que el consulado estaba siendo atacado a menos de una milla de distancia (1.6 kilómetros), aproximadamente media docena de miembros de su equipo de seguridad trataron de obtener armamento pesado y otra asistencia de los libios.

Pero al no haber ninguna disponible, prosiguieron con el intento de rescate. Los funcionarios señalaron que en ningún momento se le dijo al equipo que esperara.

Los funcionarios pidieron no ser identificados debido a que no estaban autorizados para proporcionar públicamente información sobre inteligencia.

La respuesta del gobierno de Barack Obama al ataque al consulado ha sido cuestionada por los republicanos en el Congreso y otros sectores, preguntando si se solicitó y recibió suficiente apoyo militar y de otra índole.

Y se ha convertido en un asunto de campaña, con el candidato presidencial republicano Mitt Romney y legisladores de su partido acusando a la Casa Blanca de engañar a los estadounidenses respecto a la naturaleza del ataque.