El español David Ferrer, cuarto favorito, logró hoy clasificarse para cuartos de final del Másters 1.000 de París-Bercy tras derrotar al suizo Stanislas Wawrinka por 6-2, 4-6 y 6-2, en algo más de dos horas.

Ferrer, que es el tenista de mejor ránking de los que quedan en el torneo, se medirá contra el francés Jo-Wilfried Tsonga, que se impuso al español Nicolás Almagro por 7-6(4) y 7-6(3).

"Será un partido muy difícil. Tsonga saca bien y tiene buena derecha. Será nuestro primer duelo en pista rápida. Tendré que estar muy atento para que no me rompa el saque porque recuperarlo será difícil", dijo el tenista a Efe.

Ferrer restó importancia al apoyo del público que recibirá su rival. "Los jugadores estamos acostumbrados y nos centramos más en el partido. Es normal que le apoyen a él", afirmó.

Tampoco dio importancia al hecho de ser el tenista con mejor ránking de los que quedan en París. "Cada es partido difícil, mañana tengo una dura batalla contra Tsonga. No pienso en ganar un Másters 1.000, pienso en cada partido y sé que está muy igualado", afirmó.

Ferrer afirmó también que no está ahorrando fuerzas con la mente puesta en la Copa de Maestros de Londres de la semana próxima o en la final de la Copa Davis.

"Cada partido que ganas es bueno porque te da confianza. Es mejor llegar a Londres habiendo ganado en París", indicó.