El fenómeno del 'agua alta' en Venecia, la subida de las mareas, alcanzó esta madrugada los 143 centímetros, uno de los más altos en los dos últimos años, y anegó más de la mitad de la superficie de la ciudad, informó el Centro de Previsiones de Mareas del Ayuntamiento de la ciudad de los canales.

El "agua alta" sumergió el 58 por ciento de la ciudad. En la monumental plaza de San Marco, el punto más bajo de Venecia, el agua subió 60 centímetros, inundando sótanos, tiendas y plantas bajas de los edificios.

El agua subió los 143 centímetros a las 1.40 horas (0.40 gmt) y según el Centro de Previsiones de Mareas el fenómeno del "agua alta" se prolongará hasta la tarde de hoy. A las once de la mañana (10.00 gmt) se prevé que el agua alcance los 110 centímetros.

Según los expertos, se trata de una subida "extraordinaria", ya que no se registraba un "agua alta" como esta desde la Navidad de 2010, cuando el fenómeno alcanzó los 144 centímetros. En 2008 se registró una de las mayores mareas, alcanzando los 156 centímetros.

Al igual que en Venecia, la marea afectó también hoy a la vecina Chioggia, donde se alcanzaron los 164 centímetros, debido al fuerte viento que azota la zona, conocido como "bora".

El origen de esta "agua alta" se debe al temporal de origen atlántico que afecta a todo el golfo de Venecia, en el alto mar Adriático, que ha dejado lluvias y fuertes vientos, con ráfagas de más de 80 kilómetros por hora.

Aunque se trata de una subida importante, hasta el momento el récord de "agua alta" lo tiene la registrada el 4 de noviembre de 1966, con un nivel de 194 centímetros de aumento, por delante de los 156 centímetros que marcó en diciembre de 2008, también un registro considerable.

Cuando llega el "agua alta" los venecianos se calzan botas de goma y recorren la ciudad sobre pasarelas de madera, que discurren por las principales calles y plazas de la Ciudad de la Laguna.