Tres nuevos sospechosos del asesinato en julio pasado de la encargada de negocios de la Embajada de Venezuela en Kenia, Olga Fonseca, han sido detenidos en Nairobi, informó hoy la Policía.

Los tres individuos fueron arrestados este miércoles por la noche en la zona de Mwiki, en el noreste de la capital, afirmó el oficial de la Policía Provincial de Nairobi Moses Ombati, citado por la web del diario "Daily Nation".

Según Ombati, las investigaciones han revelado que esos tres presuntos asesinos fueron contratados por un sospechoso clave del caso, al que buscan las fuerzas de seguridad pero del que no se facilitaron detalles.

Los tres detenidos fueron identificados como Alex Sifuna, Moses Kyala y Mohammed, y tienen previsto comparecer mañana ante un tribunal de la capital keniana.

Las detenciones ocurrieron después de que el Tribunal Superior de Nairobi denegara el pasado lunes la libertad bajo fianza al ex primer secretario de la Embajada de Venezuela en Kenia, Dwight Sagaray.

Sagaray fue acusado formalmente el pasado 6 de agosto del asesinato de Fonseca, tras retirársele la inmunidad diplomática.

El juez Nicholas Ombija decidió denegar la libertad bajo fianza porque el acusado podría influir en testigos del caso, dada la importancia de su antiguo cargo, y ayudar a su amigo íntimo Muhammed Ahmed Muhammed Hassan, acusado también de asesinato, quien, pese a la orden emitida para su arresto, continúa siendo un prófugo.

Fonseca fue hallada muerta por estrangulamiento el pasado 27 de julio en la residencia oficial de la legación en el lujoso barrio de Runda, en Nairobi.

Los investigadores sospechan que la jefa de la misión venezolana pudo ser asesinada la noche del día anterior, el 26 de julio, tras dar una fiesta en su residencia.

El suceso ocurrió después de que personal keniano de la residencia oficial venezolana presentara una queja ante la Unidad de la Policía Diplomática en Gigiri por haber sido supuestamente despedidos por Fonseca, según el "Daily Nation".

Esos empleados, siempre según la versión del rotativo, fueron supuestamente despedidos por negarse a retirar sus acusaciones de acoso sexual contra el antecesor de Fonseca, Gerardo Carrillo Silva.

La jefa de misión -que también representaba a Venezuela ante las agencias de la ONU establecidas en Kenia y ante Uganda, Tanzania y Ruanda- había llegado a Nairobi el pasado 15 de julio para hacerse cargo de la legación del país latinoamericano.