Tras una pausa de cuatro días por el ciclón "Sandy", el presidente de EE.UU., Barack Obama, reanudará hoy sus actos de campaña con una gira por los estados clave de Wisconsin, Nevada y Colorado, mientras su rival republicano, Mitt Romney, visitará Virginia.

Ambos candidatos pisan el acelerador, a cinco días de unos comicios generales marcados por las febriles tareas de limpieza y reconstrucción tras el devastador paso de "Sandy" por la costa Este del país.

Obama participará hoy en actos electorales en Green Bay (Wisconsin), el norte de Las Vegas (Nevada), y Boulder (Colorado), en ese orden, en los que "continuará delineando su plan para empujar a EEUU hacia adelante", según su campaña.

Su gira se producirá en vísperas de que el Gobierno publique el informe de desempleo de octubre, el último antes de que los votantes emitan su veredicto en las urnas el próximo 6 de noviembre.

En la actualidad, la tasa de desempleo se sitúa en el 7,8 % y la economía y la creación de empleos siguen siendo el tema predominante de la contienda.

Romney realizará otra visita a Virginia, un estado con gran peso en el Colegio Electoral y donde, antes de la llegada de "Sandy", él y Obama estaban empatados, según una encuesta de la cadena televisiva CBS. Sus repetidas visitas a Virginia forman parte de una compleja estrategia geográfica en busca del voto de los indecisos.

El paréntesis de Obama para atender la emergencia nacional que ha afectado a unos 50 millones de estadounidenses en el Este del país, le brindará réditos políticos, según expertos.

"La respuesta del presidente Obama ha sido excelente. Ha evitado errores y ha respondido de forma pronta y eficaz a las dificultades de las personas", dijo a Efe Allan Lichtman, profesor de ciencias políticas de American University.

Obama "se ha ganado elogios del gobernador republicano de Nueva Jersey, Chris Christie, que fue el orador principal en la convención nacional republicana", observó Lichtman, al describir el "efecto Sandy" en la contienda.

Según una encuesta conjunta del diario "The Washington Post" y la cadena televisiva ABC, cerca del 80% de los estadounidenses califica la respuesta de Obama a "Sandy" como buena o excelente.

Lichtman coincidió con otros analistas en que "Sandy" deja claro el argumento que Obama ha intentado exponer a lo largo de la contienda: que el Gobierno sí funciona y es necesario.

Según el director de la campaña de reelección de Obama, Jim Messina, el mandatario tiene de su lado "la aritmética", y Romney sólo busca "vender la falsa ilusión" de que él lleva la delantera.

Preguntado por los periodistas sobre el manejo de Obama del ciclón, Kevin Madden, un asesor de alto rango de Romney replicó: "Creo que la respuesta sigue en curso, así es que no estoy en condiciones de calificar la respuesta del Gobierno federal".

Pero Sharon J. Castillo, consultora de Romney, expresó entusiasmo por el "ímpetu" de la campaña y aseguró que, en adelante, la estrategia será "trabajar como si fuera el primer día de la campaña, para llevar su mensaje sobre la recuperación económica y lo que hará desde su primer día como presidente".

"Todo indica que el mensaje (de Romney) está teniendo un impacto positivo, comenzando con los 30 diarios que en 2008 apoyaron al presidente Obama y ahora respaldan" a Romney, dijo a Efe Castillo.

La clave para ambos estará en la evolución de la respuesta a la "supertormenta" que algunos ya han denominado como la llamada "sorpresa de Octubre".

Según las autoridades, alrededor de 5,9 millones de estadounidenses aún están sin suministro eléctrico.

Al visitar el miércoles la zona afectada por "Sandy" en Nueva Jersey, Obama recalcó que la "máxima prioridad" de su Gobierno es restablecer el suministro eléctrico y ayudar a los damnificados.

En las postrimerías de la contienda, tanto Obama como Romney y sus respectivos compañeros de fórmula, además de partidarios de sus campañas, continuarán el último empujón en los estados definitorios para el próximo martes, incluyendo Ohio, Nevada, Florida y Colorado.

Mañana, por ejemplo, Obama dará discursos en eventos comunitarios en Halliard, Springfield y Lima, Ohio, repitiendo su promesa de la defensa de la clase media y su plan para crear empleos.

Romney también estará en Ohio el viernes, con un denominado "evento de victoria" en la localidad de Etna, y el sábado lo hará en Nuevo Hampshire.

María Peña