El Comité Olímpico Internacional abrió el jueves un expediente sobre la participación de Lance Armstrong en un escándalo de dopaje que ya le despojó de sus siete títulos ganados en el Tour de Francia y que también podría costarle su medalla olímpica de bronce.

El COI también examinará la participación en Olimpiadas de otros ciclistas y dirigentes implicados en lo que la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA) describió como "el programa de dopaje más sofisticado, profesionalizado y exitoso que el deporte ha conocido".

La semana pasada, la Unión Ciclista Internacional (UCI), el organismo rector del ciclismo mundial, despojó a Armstrong de sus títulos del Tour de Francia ganados de 1999 a 2005. El ciclista también podría perder la medalla de bronce que ganó en la competencia contrarreloj en las olimpiadas de Sydney, Australia, en 2000.

"El COI comenzará inmediatamente el proceso concerniente a la participación de Lance Armstrong, otros ciclistas y en particular su entorno, respecto a los Juegos Olímpicos y su futura participación con los juegos", indicó en un comunicado el COI.

Levi Leipheimer, ex compañero de equipo de Armstrong que ganó el bronce en la prueba contrarreloj en las Olimpiadas de Beijing 2008, también podría perder su medalla. Leipheimer, uno de los testigos clave del caso de la USADA contra Armstrong, confesó haberse dopado.

El asunto de las medallas podría someterse a revisión en la reunión de la dirigencia del COI en diciembre en Lausana, Suiza.

Mientras, el Comité sigue pendientes de los planes de la UCI para una investigación independiente para examinar las acusaciones sobre la propia conducta de la federación y las relaciones con Armstrong manifestadas en el reporte de la USADA.

"El COI ha tomado nota de la decisión de la UCI y da la bienvenida a todas las medidas que arrojen luz sobre el alcance de este episodio y permitan al deporte reformarse y avanzar", indicó el Comité.