La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, instó hoy en Tirana al Gobierno albanés a fortalecer el Estado de derecho, la lucha contra la corrupción y a celebrar el próximo año unas elecciones verdaderamente democráticas, para acercarse así a la Unión Europea (UE).

Clinton intervino durante una sesión extraordinaria del Parlamento a la que asistieron además de diputados, diplomáticos extranjeros, clérigos religiosos y otras personalidades de la vida pública de este pequeño país balcánico.

"Queda aún más trabajo por hacer para fortalecer la democracia, construir la economía y crear un futuro que satisfaga las aspiraciones de vuestro pueblo", manifestó la secretaria de Estado.

En ese sentido, invitó a la clase política a superar sus arduas diferencias políticas y colaborar más para mejorar la cultura del diálogo y luchar conjuntamente contra la corrupción, un fenómeno que Clinton consideró como un "cáncer" que consume a la sociedad.

Mientras apreció su papel dentro de la OTAN, afirmó que Albania debe emprender reformas "vitales" en los próximos "críticos" meses.

En octubre, Bruselas propuso conceder a Albania el estatus de país candidato al ingreso en la UE, a condición de cumplir con las reformas judicial, parlamentaria y de la administración pública antes del fin del año.

Albania, el país excomunista más aislado de Europa, ha pasado por una difícil transición democrática en los últimos 20 años, marcada por conflictos sociales, políticos, corrupción y fraude electoral.

Durante su visita a Tirana, la última en su gira balcánica que la llevó también a Bosnia-Herzegovina, Serbia, Kosovo y Croacia, Clinton recibió la suprema Orden de la Bandera Nacional, por sus méritos extraordinarios a la hora de enaltecer de la nación albanesa.

Clinton se reunió con el primer ministro, el conservador Sali Berisha, y también con el opositor líder socialista, Edi Rama.