Un camión de combustible explotó el jueves tras chocar con la parte baja de un puente en la capital saudí, lo que provocó que murieran 22 personas y 111 quedaran heridas cuando las llamas devoraron edificios y automóviles, dijeron testigos y autoridades.

La cifra de fallecidos aumentó significativamente con relación a la reportada en las primeras horas tras el estallido ocurrido a las 7 de la mañana cerca del edificio de la Guardia Nacional Saudí, en un área industrial del distrito oriental de Riad. Era posible ver columnas de humo que se elevaban del lugar.

Al menos 22 personas murieron y 11 quedaron heridas, dijo un funcionario de seguridad a The Associated Press.

Hasta el momento no había sospechas de terrorismo según las versiones de los testigos, quienes indicaron que el camión explotó tras chocar con parte de un paso a desnivel.

Las autoridades dijeron que los rescatistas no han concluido su labor y, por ende, la cifra de muertos podría no ser la definitiva.

Todos los funcionarios y los testigos hablaron a condición de guardar el anonimato porque carecen de autorización para hacer declaraciones a la prensa.

El capitán Mohamed al-Hammadi, portavoz de Defensa Civil, declaró a la agencia noticiosa oficial Saudi Press que la explosión se produjo después que el combustible se derramó del camión cisterna, lo cual amplió el área de afectación por fuego. Describió los daños como "significativos".