El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó hoy un préstamo de 88,7 millones de dólares para ampliar y modernizar la infraestructura eléctrica en el estado de Rio Grande do Sul en Brasil.

Los fondos serán gestionados por la Companhia Estadual de Geração e Transmissão de Energia Elétrica (CEEE-GT) del estado sureño para "atender la creciente demanda y mejorar la confiabilidad del servicio".

El préstamo del BID cuenta con garantía soberana y ayudará a financiar el programa Pró-Energia, destinado a asegurar la construcción de la infraestructura eléctrica necesaria para soportar el incremento de demanda previsto que incluye la realización del Mundial de Fútbol 2014.

Entre las obras que serán financiadas figuran la ampliación de la pequeña central hidroeléctrica de Ijuizinho II, y la rehabilitación y modernización de las centrales hidroeléctricas de Itaúba y Passo para mejorar su eficiencia operacional y reducir los costos de manutención.

Según una nota de prensa del organismo internacional, se espera además que el proyecto genere entre 1.500 y 1.600 empleos directos durante la construcción y que la ampliación de Ijuizinho II evite la emisión equivalente a 15.000 toneladas de dióxido de carbono anualmente.

El crédito tiene un plazo de 25 años y cuenta con un período de gracia de 4 años.

La financiación del BID será complementada por recursos de la CEEE-GT con fondos provenientes de un préstamo de la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) por 59,1 millones de dólares, por lo que el costo total del proyecto asciende a 147,8 millones de dólares.