El ala-pívot reserva Carl Landry se convirtió en el líder encestador de los Warriors de Golden State que vencieron de visitantes por 85-87 a los Suns de Phoenix.

Landry salió como reserva y anotó 17 puntos, incluidos 14 en el cuarto periodo cuando los Warriors pudieron mantener la ventaja que poseían en el marcador y no permitieron la remontada de los Suns, que comienzan una era sin el base canadiense Steve Nash.

Por la tarde, horas antes del triunfo, los Warriors acordaron una extensión de contrato por cuatro temporadas y 44 millones de dólares con el base titular Stephen Curry.

Sin embargo, el jugador no siente el efecto de los millones sino todo lo contrario, no tuvo su mejor noche al anotar solo cinco puntos en los 30 minutos que disputó.

Curry falló 12 de 14 tiros de campo, incluidos sus primeros 10 intentos, y tampoco acertó con los dos tiros libres cuando restaban 4,4 segundos para el final.

El escolta Klay Thompson aportó 16 puntos y el reserva Brandon Rush llegó a los 14 tantos al formar parte del ataque de los Warriors.

Los Suns tuvieron como líder al base esloveno Goran Dragic que anotó 17 puntos y al alero argentino Luis Scola, ambos compañeros la pasada temporada con los Rockets de Houston, que fue el jugador más completo al aportar un doble-doble de 15 tantos y 11 rebotes.

Scola jugó 32 minutos y encestó 7 de 13 tiros de campo, incluido 1 de 2 triples, entregó una asistencia, recuperó tres balones y puso tres tapones, que no fueron suficientes a la hora de evitar la derrota.