Un trabajador que reparaba una línea de alta tensión derribada por el viento murió hoy electrocutado en la localidad de Sarnia, con lo que son ya dos las víctimas mortales del huracán "Sandy" en Canadá.

El lunes, casi al mismo tiempo que el huracán "Sandy" tocaba tierra en Nueva Jersey (EE.UU.), una mujer murió en Toronto (a casi 900 kilómetros de distancia del núcleo del huracán) tras recibir el impacto de un cartel publicitario derribado por el viento.

Las localidades de Toronto y Sarnia fueron las más afectadas por rachas de viento huracanado que se aproximaron a los 100 kilómetros por hora.

El Servicio Meteorológico canadiense dijo este martes que "Sandy" se había debilitado y había perdido todas sus "características tropicales" en su camino hacia Canadá.

Pero los meteorólogos canadienses dijeron hoy que la tormenta generará fuertes lluvias y traerá bajas temperaturas y nevadas en la zona suroriental de Canadá.

Vientos huracanados asociados con "Sandy" dejaron el lunes y el martes a unas 200.000 personas, de ellas 150.000 en la provincia de Ontario, sin electricidad a consecuencia del derribo de líneas de alta tensión.

Hoy el Ministerio de Energía de Ontario dijo que sólo 10.000 clientes seguían sin electricidad en la provincia.