La FIFA anunció que Mohammed Bin Hammam perdió su apelación ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) contra su suspensión provisional del fútbol, mientras se investigan las acusaciones en su contra de soborno y mala administración.

Bin Hammam apeló el veredicto del organismo judicial de la FIFA de suspenderlo por 90 días. El juez de ética de la FIFA, Joachim Eckert, extendió la suspensión la semana pasada por otros 45 días.

El fiscal de la FIFA, Michael García, y la Confederación Asiática de Fútbol investigan la administración de las finanzas del organismo regional cuando el catarí era su presidente.

El TAS revocó en julio la suspensión de por vida de Bin Hammam que le había impuesto la FIFA por supuestos sobornos. El ex dirigente alega que las pesquisas de la FIFA tienen fines políticos para proteger al presidente del organismo rector del fútbol mundial, Joseph Blatter.