Los rebeldes tuareg del Movimiento Nacional de Liberación de Azawad (MNLA) acusan al Ejército de Mali de haber masacrado a 52 civiles cerca de Mopti, situada en el centro del país y controlada por el gobierno central.

Según un comunicado difundido anoche en la web oficial del MNLA, los hechos ocurrieron el pasado día 25 de octubre en un campamento instalado cerca de la localidad de Bjura, en esta provincia, y los autores formaban parte de un destacamento del Ejército regular.

"El MNLA ha tenido conocimiento de estos crímenes abominables que demuestran una vez más la falta de disciplina en el Ejército maliense y el peligro que esto representa para la población de Azawad", se asegura en la nota, que no ofrece más detalles sobre la supuesta matanza.

La región de Azawad comprende las provincias septentrionales de Gao, Kidal Y Tombuctú, tomadas a finales de marzo por el MNLA y desde junio bajo control de grupos islámicos radicales, tras imponerse por las armas a los rebeldes tuareg.

El texto del MNLA está acompañado de una grabación de unos seis minutos titulado el "vídeo de la masacre", en el que se muestra a varios militares con uniformes con los colores del Ejército y equipados con fusiles de asalto.

Las imágenes, tomadas con un teléfono móvil en una zona desértica, muestran a un grupo de soldados maltratando a una decena de personas que se encuentran atadas de pies y manos.

No obstante, en ningún momento aparecen cadáveres ni asesinatos.

El pasado 22 de octubre, el MNLA denunció el asesinato de otros nueve civiles a manos del Ejército, en la región de Diabali. En esta misma región, el 8 de septiembre, el Ejército mató a 16 personas, en su mayoría residentes mauritanos tras confundirlos, al parecer, con rebeldes.