Veintiocho senadores de diferentes partidos de oposición en Argentina firmaron hoy un documento en el que se comprometen a no apoyar un eventual intento del oficialismo para promover una reforma constitucional que habilite a la presidenta Cristina Fernández a un tercer mandato.

En el documento, los firmantes se comprometen a "votar en contra de cualquier proyecto legislativo que intente declarar la necesidad de la reforma constitucional y en contra de cualquier intento de re-reelección presidencial ajeno al texto vigente".

Sectores del oficialismo han manifestado su deseo de reformar la Constitución para habilitar a Fernández a un tercer mandato presidencial, pero de momento no se ha presentado ninguna iniciativa en concreto ni la mandataria ha manifestado públicamente si está de acuerdo y si desea efectivamente volver a competir por la Presidencia en las elecciones de 2015.

La Constitución argentina, cuya última reforma fue en 1994, sólo habilita al presidente a optar a un segundo mandato consecutivo de cuatro años.

Para habilitar la convocatoria a una asamblea que reforme la Constitución, es necesario contar con el aval de 48 de los 72 miembros del Senado, donde el oficialismo actualmente es mayoría pero no cuenta con ese número propio de representantes.

De los 28 senadores que rubricaron hoy el compromiso, siete pondrán en juego la renovación de sus bancas en los comicios legislativos del año próximo.

"Vamos a tener un nuevo presidente en Argentina en 2015", dijo al presentar el documento a la prensa el titular de la bancada del peronismo disidente en el Senado, Adolfo Rodríguez Saá.

En respuesta a la movida de la oposición, la diputada oficialista Diana Conti, quien el año pasado planteó la necesidad de habilitar a Fernández a un tercer mandato mediante una reforma constitucional, dijo que "una alternancia boba no puede" dejar al país "sin una estadista".

"Mi idea es que no tengamos que ser obligados los electores a elegir por alguien que no concita interés alguno, cuando hay una estadista dispuesta a seguir rigiendo los destinos de la Nación", afirmó Conti en declaraciones a Radio Continental, de Buenos Aires.

Fernández, de 59 años, asumió la Presidencia argentina en diciembre de 2007 y fue reelegida en octubre de 2011 en unas elecciones en las que se impuso con el 54 por ciento de los votos.