Han pasado dos años y medio desde que el español Javier Recio acariciara el Óscar al mejor cortometraje de animación por "La dama y la muerte", un tiempo en el que su trabajo en el estudio DreamWorks ve por primera vez la luz gracias a "Rise of the Guardians", su primera película en Hollywood.

Ya lo avisaba Antonio Banderas, coproductor de aquel corto, días antes de la ceremonia de los Óscar: "Es nuestro Ronaldo, quieren quitárnoslo". Y así fue. Recio aprovechó aquellos días de locura en Los Ángeles para reunirse con numeros estudios y convencerse de que su destino pasaba por trabajar en aquella industria.

"Tenía claro que de los Óscar podría llevarme el premio o no, pero sobre todo quería conseguir un puesto de trabajo en Primera División. Esa era la meta y lo conseguí. Me quedé sin Óscar pero con un trabajo fantástico en DreamWorks", explicó Recio a Efe sobre su posición como "storyboard artist".

No fue una transición fácil. Del brillo y el "glamour" de la promoción de los Óscar -incluida una fiesta en casa del alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa-, pasó a tramitar el visado durante seis meses e incorporarse al estudio al día siguiente de pisar la urbe californiana de nuevo.

"Vine con dos maletas y mi gata para empezar a vivir aquí casi sin un duro", admitió este granadino de 31 años.

"No tenía mucho dinero pero capeé el temporal. Empezar a trabajar en el estudio más grande del mundo me sobrecogió. Me dieron un guión y me dijeron que me lo leyera para el día siguiente, así que me puse con Google Translate porque tenía problemas con el idioma. Supe que aquello era el Hollywood currante. El 'glamour' había desaparecido por completo", manifestó.

Recio siempre fue consciente de que la candidatura al Óscar no le iba a abrir las puertas a la dirección de un largometraje animado, especialmente debido a los enormes presupuestos que manejan en Hollywood, pero decidió apostar por Estados Unidos en vez de tratar de dirigir de nuevo en España.

"Como persona me iba a aportar más. No he estudiado animación en España porque en realidad no hay escuelas, así que decidí venir, formar parte de esta industria que compite a nivel internacional y trabajar con la gente que he admirado", indicó.

Su gran objetivo, además de seguir aprendiendo rodeado por los mejores en su campo y ganarse el respeto de sus compañeros en DreamWorks, algo que ya ha conseguido con su trabajo en este tiempo, es volver a dirigir, pero no tiene prisa por ello.

"Si dirijo de nuevo, quiero hacerlo bien. No quiero cagarla después de la nominación. Tengo que aprender mucho para volver a dirigir de nuevo y por el momento estoy contento con la decisión que tomé", declaró.

Una de las cosas que más ha sorprendido a Recio de DreamWorks es su calidez y cercanía, a pesar de que tiene en plantilla a más de 2.000 trabajadores.

"Los jefes te conocen perfectamente. Pensé que todo sería más frío y más serio. Hasta Jeffrey Katzenberg (director ejecutivo de la compañía) nos manda todos los días un e-mail con todo lo que ha hecho, como si fuéramos sus colegas. Personalmente, me choca. Somos artistas y el estado anímico es importante para hacer un buen trabajo. En España, cuanto más grande es una empresa, más se cierra en sí misma", sostuvo.

"Rise of the Guardians" es una aventura de animación en 3D que cuenta la historia de personajes infantiles muy queridos como Santa Claus, The Easter Bunny, The Tooth Fairy, The Sandman y Jack Frost, cuyas extraordinarias habilidades no eran conocidas hasta ahora, cuando deben unir fuerzas para hacer frente a una amenaza de un espíritu maligno.

La película, de estreno el 21 de noviembre, está dirigida por Peter Ramsey y cuenta con el mexicano Guillermo del Toro como productor ejecutivo. El reparto lo conforman las voces, en su versión original, de Chris Pine, Isla Fisher, Hugh Jackman, Alec Baldwin y Jude Law.

"Mi labor es muy creativa. Los 'storyboard artists', nunca más de ocho, desarrollamos la película, su estructura, en un proceso muy previo junto al director, al productor y al guionista. Es un trabajo conjunto sin emplear el lápiz donde buscamos el arco y el desarrollo de los personajes. Es un proceso muy bonito y puedes aportar muchísimo. Eso es lo que me gusta a mí", indicó.

El próximo proyecto de Recio en Hollywood, en el que está involucrado actualmente, es "Me and My Shadow", de Alessandro Carloni, si bien el próximo verano verá la luz "Justin y la espada del valor", la cinta de animación de Kandor Graphics en la que trabajó antes de emprender su aventura en Los Ángeles.

HASH(0xa2a6954)

Antonio Martín Guirado