El presidente francés, François Hollande, manifestó hoy su apoyo a la "reanudación sin condiciones" de la negociación entre israelíes y palestinos para conseguir la paz entre ambos pueblos.

Junto al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, en visita oficial en París, Hollande reiteró que el objetivo de esas negociaciones tiene que ser alcanzar una solución de "dos Estados: el Estado de Israel, con la seguridad que le debe ser garantizada, y el Estado palestino".

Recordó que hay elecciones en enero en Israel e insistió en que "solo la negociación podrá dar lugar a una solución definitiva a la situación de Palestina".

Por su parte, Netanyahu declaró que está "dispuesto a reanudar esas negociaciones" y recordó que así lo ha dicho desde que asumió el cargo.

Preguntado sobre las condiciones en las que acudiría a esa negociación, el primer ministro israelí dijo: "Ninguna condición previa", y agregó en alusión a Hollande que, si éste quiere probar esa actitud que manifestó, puede invitar al líder palestino, Mahmud Abás, para sentar a ambos a una mesa.

"El presidente Hollande solo tiene que hacer una llamada", dijo Netanyahu.

"Estamos muy próximos geográficamente", agregó el primer ministro israelí, quien reconoció que la negociación no será fácil, pero "el único medio de que la negociación tenga éxito es iniciarla".

Añadió que recurrir a la ONU no es la solución; "es la política de mi Gobierno y lo seguirá siendo", dijo Netanyahu.

El primer ministro israelí, que llegó hoy a París, se trasladará mañana a Toulouse para visitar junto a Hollande la escuela judía Ozar Hatorah, que sufrió un atentado el pasado marzo que costó la vida a dos adultos y dos menores.

Ninguno de los dos quiso adelantar el mensaje que darán desde esa ciudad del sur de Francia que sufrió el ataque del islamista radical Mohamed Merah, quien además había matado a tres militares días antes y que murió durante la intervención policial lanzada después del atentado contra la escuela judía.