El Gobierno de Haití decretó el estado de urgencia en todo el territorio del país a causa de los daños ocasionados por el huracán "Sandy", que dejó 54 muertos y 21 desaparecidos, según los últimos informes de las autoridades, informaron hoy a Efe fuentes oficiales.

Un decreto presidencial, al que tuvo acceso Efe declara que en función "de la gravedad de la situación resultante del paso del huracán 'Sandy' sobre el conjunto del país", procede adoptar las disposiciones necesarias "para socorrer eficazmente a las poblaciones siniestradas".

La declaración del estado de urgencia, que tiene una vigencia de 30 días, está prevista por razones humanitarias en la Constitución y en otras normas legislativas haitianas y fue adoptada por el presidente del país, Michel Martelly, y el primer ministro, Laurent Lamothe, de acuerdo con la totalidad de los ministros.

La Dirección de Protección Civil (DPC) que cifra en 20 el número de heridos, no descarta que en los próximos días se eleve la cifra de víctimas mortales, dada la magnitud de la catástrofe.

Haití se recupera poco a poco de los daños provocados por el huracán mientras desciende la cantidad de personas que se encuentran en refugios en prácticamente todo el país, que lentamente retorna a la normalidad.

Las regiones más afectadas fueron el oeste y el sur, donde aún numerosas comunidades permanecen incomunicadas tras la destrucción de carreteras y puentes, de acuerdo con las autoridades.

Desde su paso por el Caribe la semana pasada y su irrupción en EE.UU. "Sandy" dejó más de un centenar de muertos y daños por valor de decenas de miles de millones de dólares, antes de debilitarse hoy y comenzar a disgregarse al aproximarse a los Grandes Lagos, en el centro de América del Norte, informó el Servicio de Pronóstico Hidrometeorológico de Estados Unidos.