La agencia de medición de riesgo Fitch anunció hoy que mantiene en perspectiva negativa la calificación que asigna a las empresas españolas del sector de energía Iberdrola, Endesa, Gas Natural y Enel, así como de sus filiales.

En un comunicado, Fitch indicó que mantendrá esta perspectiva hasta que finalice un análisis profundo sobre el impacto que tendrá la reforma energética en España en las cuentas de esas empresas.

La agencia de "rating" apuntó que el proyecto de ley de medidas fiscales para la generación eléctrica, con el que el Gobierno español pretende acabar con el "déficit de tarifa" acumulado, todavía tiene que ser aprobado por el Parlamento.

La agencia asegura estar en proceso de valorar "el impacto financiero" de la medida en las compañías eléctricas, así como los posibles ajustes que estas hagan para adaptarse a la normativa, antes de resolver la perspectiva negativa.

Fitch puso en perspectiva negativa a las cuatro eléctricas y a sus filiales a principios de agosto, cuando rebajó su nota crediticia en un escalón por la debilidad de la demanda nacional y la incertidumbre regulatoria.

La agencia de calificación de riesgo mantiene a Iberdrola, Endesa, Gas Natural, Enel y sus filiales la nota "BBB+" (aprobado alto), pero con perspectiva negativa.