El primer ministro chino, Wen Jiabo, mantendrá encuentros bilaterales de alto nivel con distintos países menos con representantes japoneses durante la cumbre de jefes de Estado y Gobierno del IX Foro Europa-Asia (ASEM), los próximos 5 y 6 de noviembre en Vientiane, capital de Laos.

"No hay ningún acuerdo de ese tipo", señaló hoy en rueda de prensa el secretario del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Ma Zhaoxu, en relación a si el primer ministro chino tenía previsto reunirse durante el foro con su homólogo japonés, Yoshihiko Noda.

La razón de la negativa china es el conflicto de las islas Diaoyu (llamadas Senkaku por Japón), un archipiélago cuya soberanía se disputan Tokio y Pekín, y que ha causado las peores tensiones en años entre ambos países vecinos.

En el foro, cuyo objetivo es promover la cooperación entre Europa y Asia, no se debatirán las disputas abiertas entre Japón y China, pero tampoco los conflictos con otros países de la región por similares conflictos territoriales.

"No está en la agenda. Las disputas en la región las solventarán los países de Asia. Al ASEM no le concierne, su objetivo es impulsar el desarrollo común y conseguir nuevos consensos Europa-Asia", sentenció el portavoz ministerial chino.

En esa línea y en contraposición a la situación con Japón, Ma señaló que China sí gestiona encuentros con líderes europeos, como con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, o el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, que también asistirán a la cita.

"Wen Jiabao intercambiará opiniones sobre la crisis financiera y la situación actual con distintos líderes y anunciará importantes iniciativas para impulsar la cooperación entre los países europeos y los asiáticos", explicó el portavoz chino.

China considera que el foro es "una importante oportunidad para todas las partes para construir consensos en un momento económico complicado".

Las expectativas del país asiático son consolidar las relaciones bilaterales, coordinar políticas en materia macroeconómica, impulsar la influencia del foro, y fomentar que todas las naciones estrechen su cooperación práctica en economía, ciencia, tecnología e innovación, concretó Ma.

Preguntado acerca de la relación bilateral entre China y Noruega, país recientemente adherido al foro, el portavoz ministerial recordó que "las dificultades en el diálogo entre ambos países fueron causadas por el apoyo del gobierno noruego al Premio Nobel de la Paz en 2010", otorgado a Liu Xiaobo y rechazado por China.

"Esperamos que Noruega respete las preocupaciones chinas y cree las condiciones para recuperar las relaciones bilaterales", respondió al respecto Ma.

El primer ministro Wen Jiabao también se reunirá en Laos con el presidente de ese país, Choummaly Sayasone, como parte de la visita oficial.

La portavoz china Yang Jian informó que Laos se encuentra en un "buen momento de crecimiento" y que el comercio bilateral entre ambos países alcanzó a finales de agosto los 1.200 millones de dólares.

El Foro de los Pueblos de Asia-Europa, compuesto por 49 naciones, surgió en 1996 del deseo y la necesidad comunes de organizaciones y movimientos populares de Asia y Europa de abrir nuevos cauces de diálogo, cooperación y solidaridad.