El grupo chileno Enersis dijo hoy que su controladora Endesa España condicionó el cuestionado aumento de capital anunciado en julio por 8.020 millones de dólares y advirtió que puede no suscribir las acciones en dicha iniciativa.

Según un comunicado enviado a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), Endesa solicitó formalmente que se proponga en la junta extraordinaria de accionistas de Enersis, que debatirá el aumento de capital, que la suscripción y pago de las acciones emitidas quede sujeta al cumplimiento de una condición suspensiva.

"Que los interesados suscriban y paguen, ya sea en el período de suscripción preferente o en otro u otros períodos de oferta, al menos una cantidad tal de acciones que haga posible que Endesa suscriba al menos la totalidad de las acciones que le corresponden de acuerdo a su prorrata, sin superar el límite legal y estaturario de concentración del 65 % de las acciones emitidas con derecho a voto", explica el texto.

Añade el comunicado que en el evento que la suma total de las acciones suscritas y pagadas implique que Endesa supere dicho límite, se entenderá automáticamente fallida la condición y los contratos de suscripción de acciones no producirán efecto jurídico, devolviéndose a los suscriptores las cantidades entregadas por éstos.

Por lo mismo, Endesa solicitó que se proponga en la junta de accionistas que la suscripción y pago de acciones quede sujeta a esa condición.

Endesa España, controlada a su vez por la italiana Enel, posee actualmente el 60,62 % de Enersis, su brazo inversor en Latinoamérica.

Los activos que Endesa España traspasaría a Enersis se encuentran en Argentina (cuatro), Brasil (seis), Chile (dos), Colombia (tres) y Perú (dos), e incluyen plantas generadoras de electricidad, empresas distribuidoras y sistemas de transmisión.