El Gobierno español reiteró hoy que considera que en este momento "no es imprescindible" pedir ayuda europea porque prácticamente tiene cubiertas las necesidades de financiación hasta final de año.

Fuentes del Ejecutivo ratificaron las palabras pronunciadas el lunes por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien dijo en una conferencia de prensa que no se había solicitado el rescate al entender "que no es imprescindible en este momento para los intereses generales de los españoles".

Aunque la prima de riesgo sigue sin reflejar los fundamentos de la economía española -hoy a media mañana se situaba en 411 puntos básicos-, el Gobierno considera que el mecanismo del Banco Central Europeo (BCE) para la compra de bonos está teniendo su efecto en los mercados pese a no estar activado.

Las fuentes del Ejecutivo subrayaron que España ha concluido ya prácticamente las emisiones de deuda y que apenas queda por colocar el 5 por ciento de lo previsto para todo el año.

El Gobierno español considera asimismo que el país está en una situación mejor que hace unos meses, cuando, entre otras dudas, se desconocían las necesidades de capital de la banca.

En este contexto, las fuentes destacaron que muchas empresas han acudido a los mercados y han logrado financiación. Reconocieron que el coste ha sido elevado pero señalan que los mercados no están cerrados.