El consejo de ministros a las órdenes de la canciller federal, Angela Merkel, acordó hoy la creación de un registro central de cinematografía para Alemania para la custodia de todos los filmes de producción nacional.

"Las películas cinematográficas son un importante bien cultural", dijo el secretario de Estado de Cultura en el gobierno germano, el cristianodemócrata Bernd Neumann.

Añadió que "como espejo vivo de la sociedad", las películas son "un testimonio único de nuestra historia que se deben preservar para futuras generaciones".

El proyecto de ley aprobado por el gobierno de Merkel establece el registro obligatorio de todas las películas de producción alemana y la custodia de una copia en el Archivo Cinematográfico Alemán, que forma parte del Archivo Federal.

Los productores cinematográficos estarán obligados a partir de ahora a informar sobre el contenido y detalles técnicos de sus obras cinematográficas.

Hasta ahora solo se registraban y archivaban de manera obligatoria aquellas películas alemanas que habían recibido subvenciones públicas para su producción.