El gobernador Andrew Cuomo informó hoy que el ciclón "Sandy" ha hecho que el estado de Nueva York deje de ingresar 6.000 millones de dólares por la interrupción de las actividades económicas, y solicitó al Gobierno federal que reembolse el 100 % de los gastos que se deriven de recuperarse del desastre.

El gobernador cifró las pérdidas de ingresos en el área metropolitana de Nueva York y en el resto del estado en 6.000 millones de dólares, atribuibles a "la rigurosa interrupción de la actividad económica y mercantil en el que es el centro financiero del mundo y el mayor puerto de la costa noreste" de Estados Unidos.

Por ello, Cuomo solicitó hoy formalmente al presidente Barack Obama en una carta que el Gobierno federal reembolse el 100 % de los gastos que le ocasione al estado de Nueva York el dar respuesta a las pérdidas causadas por "Sandy", y no el 90 % como actualmente contempla la ley.

"Hemos determinado que el impacto tan significativo que ha tenido el huracán 'Sandy' justifica claramente que se proporcione esta asistencia", aseguró Cuomo en su solicitud.

El gobernador apostilló que los condados del estado de Nueva York están dando respuesta a "incendios en multipropiedades, cierres de túneles, pérdidas de electricidad en hospitales y otras infraestructuras críticas, casas destruidas y personas refugiadas, todo en medio de una inundación histórica que ha complicado exponencialmente las operaciones de emergencia".

Asimismo, hizo hincapié en la "tremenda carga financiera" que pesa sobre el estado de Nueva York para restaurar el "complejo" sistema eléctrico de la red de transporte, y en el impacto "devastador y sin precedentes" que el ciclón ha tenido sobre miles de pequeñas empresas.

Por ello, Cuomo solicitó al Gobierno federal reintegrar el 100 % de los costes de recuperación y no el 90 % que actualmente autoriza la ley.

"Este apoyo es fundamental para asegurar que nuestros Gobiernos locales y estatales sean capaces de responder con efectividad a los problemas continuos y emergentes relacionados con la devastación causada por el huracán 'Sandy'", concluyó Cuomo.