El índice de desempleo en Chile se situó en un 6,5 % en el trimestre móvil julio-septiembre de este año, un 0,1 punto porcentual más que en el anterior (junio-agosto), informaron hoy fuentes oficiales.

En comparación con el mismo trimestre del año pasado, el índice de desempleo anota una disminución de 0,9 puntos, precisó el informe del Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

El mercado y los analistas apuntaban a que la cifra se mantendría en el 6,4 % del trimestre anterior.

Según el informe, la fuerza de trabajo y los ocupados crecieron respectivamente un 0,6 % y un 1,6 % interanual, más que en el trimestre anterior, mientras los inactivos y las personas fuera de la fuerza de trabajo aumentaron en menor magnitud, en contraste con la tendencia creciente observada en los períodos previos.

En términos interanuales, la merma del desempleo se explica por un aumento de los ocupados mayor al de la fuerza de trabajo, con una mayor incidencia proveniente de las mujeres, especialmente en el caso de las asalariadas, ya que se registró una disminución de las trabajadoras por cuenta propia.

En ese contexto, entre julio y septiembre la fuerza de trabajo se situó en 8.137.000 personas, de las cuales 7.607.770 tienen empleo y 529.230 están desocupadas.

Por sexos, en el trimestre móvil del estudio el desempleo afectó al 5,5 % de los hombres, mientras que en el caso de las mujeres se situó en el 8,0 %.

En la Región Metropolitana de Santiago, que concentra cerca del 40 % de la fuerza laboral, el desempleo se situó en un 6,7 %, con una bajada de 0,3 puntos porcentuales respecto del trimestre anterior y de 0,7 puntos interanual.

Las regiones con los mayores índices de desempleo son las del Bío Bío (sur), con un 8,4; Valparaíso (centro), con un 7,2 % y Los Ríos (sur), con un 7,0 %.

Los menores índices, en tanto, corresponden a Los Lagos (sur), con un 3,4 %; Aysén (sur), con un 4,1 %; Magallanes (sur) y Tarapacá (norte), ambas con un 4,3 %.

Por sectores, los mayores aumentos interanuales del empleo corresponden a la Minería (12,7 %); Hoteles y Restaurantes (11,2 %) y Enseñanza (10,0 %), mientras las principales bajas corresponden a Suministro de electricidad, gas y agua (10,4 %), Servicios Comunitarios, sociales y personales (5,6 %) y Comercio (5,1 %).