El Tesoro de Estados Unidos aún prevé que el gobierno estadounidense alcanzará el tope actual de deuda a fines de año, pero afirmó que se pueden emplear medidas "extraordinarias" usadas anteriormente para mantener al gobierno en funciones hasta principios del año entrante.

Matthew Rutherford, subsecretario del Tesoro, dijo el miércoles que el gabinete emplearía el mismo tipo de procedimientos que ha usado antes para mantener los préstamos debajo del actual límite de deuda de 16,39 billones de dólares hasta que el Congreso vote para aumentar el tope de endeudamiento. La deuda del país suma actualmente 16,16 billones de dólares.

Estados Unidos nunca ha incumplido sus obligaciones financieras, si bien la última batalla por el aumento del límite de deuda en agosto de 2011 se extendió hasta el último minuto antes que el gobierno de Obama y el Congreso llegaran a un acuerdo.

"Seguiremos esperando que estas medidas extraordinarias puedan proveer el suficiente rango de acción debajo del límite de deuda como para permitir que el gobierno siga cumpliendo sus obligaciones hasta principios de 2013", dijo Rutherford.

Entre las medidas para mantenerse debajo del límite de deuda está el retiro temporal de inversiones de fondos de pensiones de empleados gubernamentales para crear espacio para otros préstamos. Funcionarios del Tesoro no han indicado la fecha a la que se llegará al límite de su capacidad de maniobra, pero economistas privados calculan que el gobierno podría mantener sus operaciones de préstamo por debajo del límite actual hasta principios de marzo de 2013.