El serbio Novak Djokovic, segundo mejor tenista del mundo, cayó hoy en su estreno en el Masters 1.000 de París-Bercy ante el estadounidense Sam Querrey por 0-6, 7-6(5) y 6-4 en dos horas y un minuto.

A pesar de su derrota en la segunda ronda en París, donde el año pasado alcanzó los cuartos de final, el de Belgrado tiene asegurado terminar la temporada como número uno del mundo, independientemente de lo que ocurra en la Copa de Maestros de Londres, que arranca el próximo lunes.

Con la eliminación de Djokovic, que para celebrar la noche de Halloween saltó a la cancha con una máscara de Dar Vader, personaje de la Guerra de las Galaxias, y la ausencia del suizo Roger Federer (1) y del español Rafael Nadal (4). que no disputaron el torneo, el cuadro se queda muy abierto.

El británico Andy Murray, tercero en el ránking de la ATP, se convierte en el máximo favorito para proclamarse vencedor el domingo, seguido del español David Ferrer, quinto mejor tenista del mundo.

En su siguiente partido, Querrey se medirá contra el vencedor del duelo entre el canadiense Milos Raonic y Jeremy Chardy.