La Policía de Puerto Rico detuvo hoy a 46 personas en una operación contra el tráfico de armas llevada a cabo en todo el territorio de la isla caribeña.

El superintendente asociado de la Policía de Puerto Rico, coronel José Luis Rivera, informó a través de un comunicado que el operativo, denominado "golpe a las armas", se realizó en varios puntos de venta, tráfico y distribución ilegal de armas.

"Hoy se impactaron 20 puntos de tráfico de armas a nivel isla en donde se realizan a diario una gran cantidad de transacciones ilegales que afectan la calidad de vida de las comunidades en las cuales se realizan esos delitos", dijo Rivera.

Explicó que durante el operativo se decomisaron 41 pistolas, 2 revólveres, una escopeta, 4 rifles, una ametralladora, 31 cargadores y 580 municiones, además de diferentes cantidades de cocaína, marihuana y crack.

"La cantidad de armas que circulan en las calles ilegalmente dan paso al crecimiento de crímenes violentos en la isla y es precisamente por esta razón que tenemos como prioridad junto a las agencias federales diligenciar operativos y estrategias que vayan dirigidas a la ocupación de ese material altamente peligroso", destacó el mando policial.

Puerto Rico se ha convertido en los últimos años en puerta de entrada de la droga que desde Suramérica se dirige hacia Estados Unidos, hecho que favorece el mercado de ilegal de armas que nutre a las bandas de criminales que se disputan el control de los puntos de venta de droga en las calles de la isla caribeña.