Cuba decidió celebrar el próximo fin de semana la segunda vuelta de las elecciones municipales aplazadas tras el paso del huracán Sandy, excepto en Holguín y en Santiago de Cuba, provincias en las que el meteoro causó los mayores daños.

El próximo domingo 4 de noviembre será la segunda vuelta "en todos los municipios del país", informó una nota de la Comisión Electoral Nacional publicada el miércoles en el diario oficial Granma.

"En el territorio holguinero este proceso tendrá lugar el 11 de noviembre... mientras en Santiago de Cuba la fecha de anunciará posteriormente", agregó la información.

Sandy impactó la isla el 25 de octubre con categoría dos, causando grandes daños en la ciudad de Santiago de Cuba y dejó 11 muertos y cuantiosos destrozos que el gobierno aún evalúa.

La mayoría de los daños se produjeron en las viviendas, los cultivos y la red de comunicaciones, según reportaron los medios de prensa oficiales.

Entre Santiago de Cuba y Holguín se estima que unas 180.000 viviendas tuvieron daños, de las cuales más de 15.000 sufrieron derrumbes totales, de acuerdo con Granma.

En la segunda vuelta de las elecciones queda por definirse la votación en 1.413 circunscripciones donde ningún delegado obtuvo más de 50 por ciento de los votos.

De los más de 32.000 candidatos que se presentaron el 21 de octubre resultaron electos 13.124 delegados en la primera vuelta en la cual votó 94,21% de los electores, según datos oficiales de la Comisión Electoral Nacional.

Los delegados municipales a las Asambleas del Poder Popular constituyen el primer paso de un proceso electoral complejo que continuará con la elección de los diputados a las Asambleas Provinciales y después los diputados a la Asamblea Nacional.

El Parlamento --que en Cuba se llama Asamblea Nacional-- será el que deberá elegir los miembros del Consejo de Estados que a su vez designará al presidente, cargo que ocupa Raúl Castro desde febrero de 2008.

Las elecciones en Cuba son cada cinco años, no se presentan partidos políticos sino que los candidatos a delegados municipales son nominados por los vecinos. La votación es secreta y no obligatoria para los mayores de 16 años. La única organización política con personería legal es el Partido Comunista.

Los opositores y miembros de la disidencia dentro de la isla critican la falta de partidos políticos, mientras los defensores del modelo aseguran eso evita la corrupción y garantiza la transparencia.