El primer ministro británico, David Cameron, afronta hoy una rebelión en el Parlamento por el próximo presupuesto comunitario, que un gran número de diputados conservadores y laboristas quiere que sea reducido, según informan medios británicos.

Cameron es partidario de que el presupuesto para 2014-2020 quede congelado en términos reales, pero diputados "tories" euroescépticos y muchos de la oposición laborista prefieren una reducción ante la difícil situación por la que atraviesan los países europeos.

Los parlamentarios debaten este asunto en la Cámara de los Comunes, donde 35 diputados "rebeldes" conservadores presentarán una moción en la que exigen al Gobierno un recorte presupuestario.

La Unión Europea (UE) está a favor de que el presupuesto para el periodo hasta 2020 sea equivalente al 1,03 % de la riqueza nacional bruta de la UE (GNI, en inglés), lo que supone un incremento del 5 % frente al de 2007-2013.

La UE negocia actualmente estos fondos y los líderes europeos tienen prevista una cumbre para los próximos 22 y 23 de noviembre.

Las decisiones europeas en materia presupuestaria tienen que ser acordadas por los 27 miembros de la UE.

El primer ministro británico no está a favor de un incremento por encima del ritmo de la inflación pues muchos países están aplicando medidas de austeridad y no ha descartado la posibilidad de vetar una propuesta que considere inaceptable para el Reino Unido.

Entre los firmantes de la moción figuran destacados diputados conservadores euroescépticos, como Zac Goldsmith, Bill Cash y John Redwood, pero los laboristas podrían respaldarla también hoy en el debate de esta tarde, según los medios británicos.

Fuentes de la residencia oficial de Cameron, el número 10 de Downing Street, han restado importancia al debate de hoy al afirmar que se trata de una oportunidad para que los diputados expresen sus "puntos de vista" sobre el presupuesto y no cambiará la posición del primer ministro en la cumbre europea del mes próximo.

La contribución neta del Reino Unido a la UE en 2011 fue de 9.200 millones de libras (unos 11.408 millones de euros).