El Senado de Brasil aprobó hoy un proyecto de ley que tipifica delitos informáticos como la invasión de ordenadores, el robo de contraseñas o correos electrónicos y el ataque a páginas webs.

El proyecto legislativo, que tendrá que ser refrendado por el Congreso de los Diputados, propone penas de hasta dos años de cárcel para delitos considerados más graves, como la invasión de comunicaciones electrónicas privadas, el robo de secretos industriales o informaciones secretas.

En el caso de que se divulguen o comercialicen informaciones o fotografías privadas obtenidas en el ataque informático, las penas podrían aumentar, según el proyecto, que también contempla como agravante que las víctimas sean autoridades del Estado.