La Unión Europea (UE) y Estados Unidos instaron hoy en Pristina a los líderes de Kosovo a seguir el diálogo con Serbia para normalizar sus relaciones con el país vecino, del que se separaron hace casi cinco años de forma unilateral.

Las responsables de Política Exterior de la UE y EEUU, Catherine Ashton y Hillary Clinton, respectivamente, se reunieron con el primer ministro de Kosovo, Hashim Thaçi, y con la presidenta, Atifete Jahjaga.

Ambas líderes destacaron la importancia del reciente encuentro en Bruselas entre Thaçi y el primer ministro serbio, Ivica Dacic.

"Habrá más reuniones pronto", dijo Ashton en una rueda de prensa conjunta con Clinton y Thaçi.

"El diálogo no será fácil para Kosovo y Serbia, pero va a mejorar las vidas de sus ciudadanos", señaló Ashton.

"El futuro de Kosovo se encuentra dentro de la UE pero aún queda mucho trabajo por hacer", agregó.

Clinton reiteró el apoyo de EEUU a la independencia kosovar, diciendo que Washington "rechaza cualquier forma de conversaciones sobre divisiones territoriales y sobre el estatus".

Se refería a la propuesta de Serbia de separar la parte norte de Kosovo, habitada por una mayoría serbia, del resto del país.

"EEUU apoya las aspiraciones de Kosovo para una integración en la UE y en la OTAN", destacó.

Asimismo, instó a Pristina y Belgrado a aplicar todos los acuerdos alcanzado en Bruselas el año pasado y a firmar nuevos.

"Estamos trabajando estrechamente con la UE y con Ashton para ayudar en el diálogo", aseveró Clinton.

Thaçi, por su parte, aseguró que la normalización de las relaciones entre Serbia y Kosovo es de interés común de los dos países y de la región en general.

"La historia no puede dar marcha atrás. La independencia y la integridad territorial de Kosovo son un asunto cerrado", dijo.

Con la visita a Kosovo terminó hoy la gira conjunta de Clinton y Ahston por los Balcanes, aunque la representante estadounidense permanecerá en la región para visitar hoy Croacia y mañana Albania.