El canciller Héctor Timerman calificó el miércoles de "positivas" las reuniones que funcionarios de Argentina mantuvieron en los últimos días con sus pares de Irán en Ginebra para avanzar en la investigación del cruento atentado contra una mutual judía en Buenos Aires en 1994.

El canciller indicó en una breve declaración a la prensa que el siguiente encuentro bilateral tendrá lugar en la última semana de noviembre, en un lugar que no precisó, y los representantes diplomáticos de ambos países deberán presentar "proyectos conforme a lo que se manifestó en las Naciones Unidas", donde en septiembre se coordinó el establecimiento de un diálogo bilateral para abordar el ataque a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que causó 85 muertos.

"El gobierno ratifica que el único compromiso es con las víctimas", dijo Timerman.

El canciller iraní Alí Akbar Salehi "acaba de sacar un comunicado en donde se compromete el gobierno iraní, así como el gobierno argentino ya lo ha hecho, a cumplir todos y cada uno de los cuerdos sobre la causa AMIA a los que arribemos ambos países", agregó Timerman. Indicó que su par de Irán "personalmente me manifestó que van a cumplir con todos los acuerdos".

La comunidad judía argentina no tomó de buen grado las conversaciones con Irán y exige que ese país entregue a la justicia local a los acusados del ataque.

Entre las figuras cuya entrega exige la justicia argentina están el actual ministro de Defensa de Irán, Ahmad Vahidi, acusado de ser uno de los autores intelectuales del ataque, y el ex presidente Alí Rafsanjani. La justicia argentina pidió asimismo la detención de quien fuera jefe de seguridad exterior del grupo terrorista islámico Jezbolá en 1994, el libanés Imad Fayez Moughnieh.

Irán niega la presunta participación de ciudadanos de su país en el atentado y dice estar dispuesto a contribuir para dar con los responsables.

La presidenta Cristina Fernández dijo en la última Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre que su país había aceptado una propuesta iraní de "una reunión bilateral" para dialogar sobre el atentado y que para ello decidió instruir a Timerman para que tuviera lugar en el marco del encuentro internacional.

Timerman y Salehi acordaron entonces trabajar juntos para actuar en conformidad con los sistemas legales de ambos países.

Un comunicado de la cancillería argentina dijo por su parte que el miércoles regresó al país el grupo de expertos legales presidido por la procuradora del Tesoro, Angelina Abbona.