El Gobierno argentino anunció hoy que en noviembre proseguirán las negociaciones abiertas con Irán con el objetivo de buscar justicia para las víctimas del atentado terrorista de 1994 contra la mutualista judía AMIA, en Buenos Aires.

El canciller argentino, Héctor Timerman, confirmó, tal como lo había hecho horas antes el Ministerio de Exteriores de Irán, que las conversaciones bilaterales proseguirán, en un sitio a definir.

Esta semana delegados de ambos países iniciaron conversaciones en Ginebra con el fin de buscar un mecanismo legal para esclarecer el atentado que no esté en contradicción con los sistemas legales de los dos países.

"Los resultados de las tres reuniones de trabajo realizadas entre Argentina e Irán en Ginebra fueron positivos para alcanzar los objetivos planteados entre los dos países el 27 de septiembre en Nueva York", dijo Timerman en una breve comparecencia ante la prensa.

Confirmó que la próxima reunión entre las partes se hará a más tardar en la última semana de noviembre y allí las delegaciones presentarán proyectos sobre las vías posibles a tomar.

"El Gobierno Nacional ratifica que el único compromiso es con las víctimas y el derecho de sus familiares a hallar en la verdad y en la justicia la reparación debida. Argentina reafirma que en dicho objetivo no hay lugar para intereses geopolíticos, ni propios ni ajenos", aseguró Timerman.

El canciller argentino destacó que "Irán se ha comprometido a cumplir todos y cada uno de los acuerdos sobre la causa AMIA al que arriben ambos países".

Hace poco más de un mes, los Gobiernos de Argentina e Irán acordaron en Nueva York, en el marco de la Asamblea de Naciones Unidas, llevar a cabo en Ginebra las conversaciones sobre el conflicto que enfrenta a ambos países por el atentado en 1994 contra la sede de la AMIA en Buenos Aires, en el que murieron 85 personas.

La Justicia argentina emitió en 2006 una orden de captura internacional contra el entonces ministro iraní de Defensa, Ahmad Vahidi; el exministro iraní de Información Alí Fallahijan, el exasesor gubernamental Mohsen Rezai, el exagregado de la embajada de Irán en Buenos Aires Moshen Rabbani, el exfuncionario diplomático Ahmad Reza Ashgari y el libanés Imad Fayez Mughniyah.

También son requeridos por la Justicia argentina el viceministro de Relaciones Exteriores para Asuntos Africanos de Irán, Hadi Soleimanpour; el expresidente iraní Alí Akbar Rafsanjani y el exministro iraní de Relaciones Exteriores Alí Akbar Velayati.