El grupo siderúrgico ArcelorMittal generó entre enero y septiembre un beneficio neto de 261 millones de dólares (201,2 millones de euros), el 92 % menos que en los nueve primeros meses de 2011, lastrado por la desaceleración de China, así como la caída de precios y las menores ventas.

Según informó hoy la compañía, las ventas bajaron el 9,2 %, hasta 64.904 millones de dólares (50.041 millones de euros), debido fundamentalmente al descenso de los precios medios de venta de los productos siderúrgicos (8,1 %) y a los volúmenes de expediciones, que bajaron el 2,1 %, hasta 63,8 millones de toneladas.

El resultado bruto de explotación (ebitda) se contrajo el 31,4 % y se situó en 5.757 millones de dólares (4.438 millones de euros), mientras que el resultado operativo fue de 1.715 millones de dólares (1.322 millones de euros), el 64,4 % menos.

En un comunicado, el presidente de la compañía, Lakshmi M. Mittal, ha señalado que la frágil coyuntura económica mundial se ha visto agravada en el tercer trimestre de 2012 por la desaceleración de la actividad en China.

"Esto se ha traducido en unas condiciones de mercado sumamente difíciles para ArcelorMittal, que se prevé que continúen en el cuarto trimestre. En este contexto, la sociedad centra sus esfuerzos en alcanzar los objetivos establecidos en su plan de optimizar activos, reducir el endeudamiento neto y lograr mejoras de productividad y eficiencia", ha añadido Mittal.

De cara al conjunto del año, ArcelorMittal prevé lograr un ebitda de 7.000 millones de dólares y un incremento en el volumen de las expediciones de aproximadamente el 10 % respecto a 2011.