La llegada del escolta-alero James Harden no pudo ser más oportuna para los Rockets de Houston que lo tuvieron de líder en el partido inaugural de la nueva temporada de la NBA, que ganaron de visitantes por 96-105 ante los Pistons de Detroit.

Harden, que apenas lleva tres días con el equipo de Houston después que el pasado sábado fue traspasado por los Thunder de Oklahoma City a los Rockets, la franquicia tejana por la mañana le dio una extensión de contrato por cinco temporadas y 80 millones de dólares.

La respuesta de Harden no se hizo esperar y en el Palace of Auburn Hills, de Michigan, el Sexto Jugador de la pasada temporada, consiguió un doble-doble de 37 puntos y 12 asistencias que lo dejaron como la gran figura de los Rockets.

Harden, de 23 años, que salió de titular, jugó 44 minutos para anotar 14 de 25 tiros de campo, incluidos 4 de 10 triples, y 5-6 desde la línea de personal, capturó seis rebotes, cinco fueron defensivos, recuperó cuatro balones y puso un tapón.

"No podía haber soñado mejor debut en una jornada tan especial para mí de cara al futuro como profesional", declaró Harden al concluir el partido. "Mi entendimiento con los nuevos compañeros ha sido muy bueno, pero lo haremos todavía mucho mejor".

Junto a Harden, que ya se ha convertido en jugador clave de cara a la reconstrucción del equipo, también tuvieron un debut brillante y ganador el base de origen taiwanés Jeremy Lin, el pívot turco Omer Asik y el escolta argentino Carlos Delfino, que fue el hombre clave en los tiros desde fuera del perímetro al anotar 5 de 6 intentos de triples, que hizo en todo el partido.

Delfino, que fichó como agente libre por los Rockets para ocupar el puesto de jugador latino dentro del equipo tejano, que dejó su compatriota Luis Scola, ahora con los Suns de Phoenix, recibió 24 minutos de juego por parte del entrenador Kevin McHale y no le defraudó.

El jugador argentino destrozó a la defensa de los Pistons, su exequipo, con el que debutó en la NBA, en la temporada del 2004-05, al anotar cuatro triples en el último cuarto, capturó siete rebotes y recuperó un balón.

Lin también hizo una buena labor en la dirección del juego y se entendió a la perfección con Harden, lo que le permitió concluir el partido con 12 puntos, ocho asistencias, cuatro rebotes y cuatro recuperaciones de balón.

Asik también hizo su trabajo como nuevo pívot titular de los Rockets y aportó 12 puntos, nueve rebotes, dos tapones y recuperó un balón.

Los Pistons, que llegaron al cuarto periodo con la ventaja parcial de 11 puntos (83-72), vieron como la inspiración encestadora de Harden y Delfino permitió a los Rockets completar una remontada de gran valor deportivo y de moral para el equipo tejano.

El base Brandon Knight aportó 15 puntos para liderar a los Pistons, y el pívot Greg Monroe estuvo cerca de conseguir un doble-doble al aportar 14 tantos y ocho rebotes.

El veterano alero Tayshaun Prince fue el tercer mejor anotador para el equipo de Detroit al llegar a los 12 puntos.