Una misión de la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore) comenzó hoy una ronda de reuniones en Asunción para coordinar las tareas de seguimiento a las elecciones generales de Paraguay del 21 de abril de 2013.

Ese grupo se suma al enviado recientemente por la Organización de Estados Americanos (OEA), que también prevé el seguimiento del proceso electoral paraguayo al igual que la Unión Europea (UE), este último que enviará para el efecto una misión en noviembre próximo.

Los representantes de la Uniore se entrevistaron en esta jornada con los miembros de la comisión coordinadora de las elecciones del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) de Paraguay, quienes les presentaron el cronograma para los comicios.

En las elecciones del año próximo se conocerá al sucesor del presidente, Federico Franco, que asumió el cargo el 22 de junio pasado, tras la destitución de Fernando Lugo en un controvertido juicio político.

Los integrantes de la nueva misión, que permanecerán en el país hasta el miércoles, también conversarán con los dirigentes de los distintos partidos políticos para recabar información e inquietudes con vistas a las votaciones, según detalló el TSJE en un comunicado.

La comitiva de la Uniore está integrada por Erasmo Pinilla, de Panamá, Marino Mendoza (República Dominicana), Silvia Cartagena (El Salvador), Manuel Carrillo (México) y el costarricense José Thompson, que dirige el Centro de Asesoría y Promoción Electoral (Capel), programa del Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH), con sede en Costa Rica.

"Las experiencias de los últimos procesos electorales demuestran que desde el punto de vista técnico el organismo electoral paraguayo ejecuta cada vez mejor su trabajo", dijo Pinilla en declaraciones recogidas por la agencia pública IP Paraguay.

Detalló que la misión de observación se instalará plenamente en el país apenas una semana antes de las elecciones, aunque antes seguirán haciendo otras visitas de coordinación.

Pinilla expresó, además, su deseo de que los países de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) se incorporen a la misión de observación, una posibilidad sujeta al condicionamiento impuesto por el Gobierno paraguayo.

El día 19 pasado, el canciller paraguayo, José Félix Fernández Estigarribia, ratificó que Paraguay sigue exigiendo a la Unasur que dé "gestos claros de una rectificación de su conducta con respecto a la República de Paraguay".

La Unasur y el Mercosur decretaron el 29 de junio último la suspensión de Paraguay hasta las elecciones de 2013, al considerar que con la destitución de Lugo se produjo un "quiebre democrático" en el país.

El Gobierno paraguayo celebró en su día la posibilidad de que la OEA y la UE puedan realizar el seguimiento a los comicios.

La OEA prevé el envío de un grupo de observadores que estará encabezado por el expresidente de Costa Rica Óscar Arias, mientras que la UE enviará el 12 de noviembre una misión exploratoria a Asunción para analizar las posibilidades del seguimiento electoral.

También se espera que la Fundación Jimmy Carter se sume a esas tareas con una comitiva encabezada por el propio exmandatario estadounidense que da nombre a esta organización.