El embate de la supertormenta dejó 10 muertos en la ciudad de Nueva York, informó el martes el alcalde Michael Bloomberg, que no pudo dar un cronograma preciso para el restablecimiento del suministro de electricidad para cientos de miles de personas ni anunció cuándo volverá a operar el tren subterráneo.

"Fue una tormenta devastadora, quizás la peor que hayamos experimentado jamás", dijo el alcalde.

Las imágenes de los daños dejados durante la noche por la tempestad podían apreciarse por todas partes, después de que una marejada y vientos intensos azotaron la ciudad, donde destruyeron inmuebles e inundaron túneles. Entre 80 y 100 viviendas fueron arrasadas por un incendio en el barrio de Queens.

Un hospital desalojó a los pacientes en camilla. Entre los evacuados estuvieron 20 bebés que se encontraban en una unidad de cuidados intensivos, y que fueron sacados de la clínica cuando estaban conectados todavía a respiradores que operan con baterías.

Las aceras, las calles y los trenes que suelen estar repletos quedaron tétricamente vacíos. Y en la zona de Manhattan conocida como Midtown, el brazo roto de una grúa seguía pendiendo amenazante por encima de un vecindario.

"¡Ay, Jesús!, ¡No!", dijo Faye Schwartz, de 64 años, el martes por la mañana, al ver los daños que causó la tormenta en su vecindario en Brooklyn, donde estaban esparcidos vehículos, macetas y contenedores de basura.

La supertormenta se formó cuando el huracán Sandy se combinó con dos sistemas invernales. El centro de la monstruosa tormenta híbrida pegó la noche del lunes en el litoral del estado de Nueva Jersey. La ciudad de Nueva York quedó en condiciones aciagamente perfectas para recibir la peor parte del meteoro: un aumento de la marea de cuatro metros (13 pies).

Dos personas murieron ahogadas en una casa y otra estaba en su cama cuando un árbol aplastó un inmueble de apartamentos, dijo el alcalde. Una persona más falleció cuando metió el pie en un charco, cerca de un cable eléctrico, añadió Bloomberg, quien no dio de inmediato detalles sobre todos los decesos, el lugar o las circunstancias en que ocurrieron.

Reconoció que no había forma de prever cuándo se restablecerán los servicios de electricidad y transporte, pero estimó que los autobuses volverían a operar para el martes por la tarde.

"Está claro que los desafíos que enfrenta nuestra ciudad en los próximos días resultan enormes", dijo.

La ciudad de Nueva York ha comenzado las labores de limpieza tras el paso del meteoro la noche del lunes, el cual causó inundaciones, vendavales y apagones.