El cine brasileño y en especial las películas basadas en obras del reconocido escritor Jorge Amado serán los invitados especiales de la decimocuarta edición del festival Filmar en América Latina que se celebrará entre los días 17 de noviembre y 2 de diciembre en Ginebra.

"La riqueza cultural y medioambiental de Brasil no se articula solamente en torno a sus logros deportivos, sus cambios políticos y sus revoluciones musicales. Brasil es también un país de cine", defendió hoy en rueda de prensa la coordinadora del festival, Sara Cereghetti.

La coordinadora alabó la "gran calidad y la extrema vivacidad" del cine brasileño, al tiempo que consideró que los 24 filmes de esta nacionalidad que se exhibirán durante dos semanas en salas de cine de Ginebra y alrededores "mostrarán una parte de la rica historia cinematográfica de Brasil".

Clásicos como "O Cangaceiro" (1953), "Macunaíma" (1969), "Dona Flor e seus Dois Maridos" (1976) o "Cidade de Deus" (2002) podrán verse junto con otras películas más recientes como "O Abismo Prateado" (2011), "Heleno" (2012) e "Insolaçao" (2012).

El festival explorará también el nexo que existe entre el cine y la literatura latinoamericana y rendirá homenaje a Jorge Amado en el primer centenario de su nacimiento a través de la proyección de películas basadas en sus novelas.

Amado publicó su primera novela a los diecinueve años y poco después se convertiría en uno de los escritores más populares de Brasil.

Gran parte de sus obras se han llevado a la pantalla y el festival Filmar ha querido recordar a Amado a través de la proyección de tres de sus obras que se adaptaron al cine: "Dona Flor e seus Dois Maridos" (1976), Tieta do Agreste" (1996) y "Capitaes de Areia", un film de 2011 de Cecilia Amado, nieta del escritor.

Asimismo, también se dedicará una retrospectiva al director Karim Aïnouz, en la que se podrán ver cuatro de sus películas: "Madame Sata" (2002), "O Ceu de Suely" (2006), "Viajo porque preciso, volto porque te amo" (2009) y "O Abismo Prateado" (2011).

Esta mirada al sector cinematográfico brasileño se completará con una exposición de carteles de películas cedida por el Ministerio de Cultura brasileño.

Durante el festival podrán verse un total de 111 películas, 102 de ellas procedentes de diferentes países latinoamericanos, y nueve de Suiza.

Argentina y Brasil, con 24 películas cada uno, son los países que acaparan la mayor parte del programa, seguidos de Chile y Colombia (con 9 películas cada uno) y México, que queda representado con 7 largometrajes.

"Queríamos que en el festival no solo estuviesen representados los grandes paraísos del cine latinoamericano que son Brasil, Argentina, México o Chile, sino también otros donde la producción cinematográfica es menor", explicó Cereghetti.

Entre estas naciones se encuentran Ecuador y Uruguay, con 4 películas; Bolivia, Perú y Venezuela, con 2; y Puerto Rico, con una película en el Festival.

Esta decimocuarta edición del festival Filmar también centra su mirada el respeto a los derechos humanos y en retratar los pueblos autóctonos de latinoamérica; esta última temática centrará la programación cinematográfica del próximo 25 de noviembre.