El presidente boliviano Evo Morales pidió el martes al actor y activista estadounidense Sean Penn ser embajador de tres demandas bolivianas: la defensa del masticado de la coca, el pedido a Chile de una salida soberana al mar y la extradición de un ex presidente.

  "El presidente Evo le ha pedido con mucho respeto que este señor pueda llevar nuestras reivindicaciones, nuestra propuesta de retorno al mar a los distintos escenarios, en los que podamos avanzar de manera significativa en el contexto internacional", informó el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, en rueda de prensa.

La primera solicitud es ser embajador de la defensa del acullico o masticado de la coca como uso tradicional de Bolivia, y que sea despenalizado del convenio de Viena de 1974. Los bolivianos usan la coca con fines tradicionales y muchos le atribuyen poderes medicinales.

La hoja de coca es la materia prima de la cocaína.

La segunda, es la demanda de una salida soberana a las costas del Pacífico a Chile. Bolivia perdió sus costas en una guerra.

La tercera es sobre el pedido de extradición desde Estados Unidos del ex presidente boliviano Gonzalo Sánchez de Lozada, a quien la justicia boliviana le sigue un juicio de responsabilidades por la muerte de más de 63 personas en un choque de civiles con militares.

Penn habló horas antes pero no se refirió a las peticiones del mandatario boliviano, aunque aseguró ser admirador de sus acciones, con las que "saca adelante a Bolivia".

"Recién está empezando una relación común entre Estados Unidos, Haití y Bolivia. Aunque se ha hablado de una cooperación muy general, podríamos decir que es el inicio", señaló Penn, embajador itinerante de Haití, tras reunirse con Morales en el palacio de gobierno.

Después, cuando le preguntaron sobre las solicitudes de Bolivia, contestó: "Soy embajador de Haití".

A diferencia de la primera visita del actor, en la que el mandatario boliviano le recibió con un acto en el que sectores sociales regalaron a Penn flores y ponchos indígenas, en esta ocasión el actor salió de la reunión, que duró más de una hora, a dar un rueda de prensa con sus pantalones oscuros y un saco azul.

Morales le obsequió un cuadro con motivos indígenas y Penn al presidente una cajita blanca cuyo contenido no mostró.

El ganador de un premio Oscar al mejor actor participó por la noche en el inició de un partido de fútbol con Morales en una céntrica cancha.