El anuncio de dos muertes en Long Island (Nueva York) por caídas de árboles elevó a 16 la cifra de víctimas mortales en Estados Unidos y Canadá por la tormenta "Sandy".

El estado de Nueva York es el que acumula más víctimas mortales (siete) tras las dos registradas esta madrugada por medios locales en Long Island, mientras que otras tres se produjeron en Nueva Jersey, donde tocó tierra el huracán.

La mayoría de las muertes ocurrió por la caída de árboles sobre automóviles o viviendas, según las autoridades.

Una de las víctimas tuvo lugar en Canadá, donde una mujer falleció golpeada por un cartel que arrancó el viento.

"Sandy", cuando era todavía un huracán, causó en los últimos días cerca de sesenta muertos a su paso por varios países del Caribe.