Michael Phelps señaló que la única forma de que compita en los Juegos Olímpicos de 2016 es si mejora en el golf.

Phelps dijo el martes en una visita a Río de Janeiro que aunque su madre, Debbie Phelps, quiere que nade en 2016, sólo competirá en Río si "de alguna manera" se convierte en "un golfista increíble", lo cual es "muy improbable" que suceda en los tres próximos años.

"Ya le dije que no voy a competir, para que no se haga ilusiones", comentó el estadounidense.

El golf regresará al programa olímpico en Río, después de más de 100 años de audiencia.

Durante su visita promocional, Phelps visitó una favela y le dio clases de natación a niños locales en un centro acuático público.