Los ingresos de la petrolera estatal brasileña Petrobras en el tercer trimestre del año a causa de incrementos en los costos productivos de la empresa, lo que provocó una caída en su cotización en la bolsa de valores, informaron el lunes directores de la empresa.

La ganancia neta de la empresa de capital mixto en el tercer trimestre fue de 5.567 millones de reales (2.783,5 millones de dólares), un fuerte aumento comparado con el segundo trimestre, cuando la empresa tuvo pérdidas por 673 millones de dólares.

No obstante, la ganancia neta en los primeros nueve meses del año, de 6.717,5 millones de dólares, fue 52% inferior al mismo período del año pasado, lo que fue mal recibido por el mercado. La caída en las ganancias fue de 12% si se considera solo el tercer trimestre de 2012 comparado con el mismo período de 2011.

Las acciones de Petrobras cayeron alrededor de 4% el lunes en la Bolsa de Mercaderías y Futuros de Brasil.

"Tuvimos unos aumentos de costos como consecuencias de paradas productivas, lo que lleva a una producción menor y con eso sube el costo promedio de producción", explicó el director financiero de Petrobras, Almir Barbassa, en conferencia de prensa.

El director de producción, José Formigli, precisó que se suspendió la producción en algunas plataformas marítimas para mantenimientos programados, pero que debieron prolongarse cuando la inspección realizada determinó que requerían reparaciones mayores a las previstas.

Ello repercutió en que la producción de Petrobras en septiembre fuera de 1.843 millones de barriles por día, la más baja desde abril de 2008, aunque Farmigli anticipó que para octubre la producción debe subir a 1.941 millones de barriles diarios y a más de 2 millones de barriles diarios en noviembre y diciembre, al superarse los problemas en las plataformas.

Barbassa acotó que los ingresos del tercer trimestre se fueron afectados también por el incremento en la demanda de combustibles, de 5% desde el segundo trimestre, que obligó a la empresa a recurrir a la importación de derivados del petróleo, en especial gasolina, para satisfacer las necesidades motivadas por el crecimiento en la flota de vehículos e incluso las elecciones municipales, que provocan una mayor movilización de vehículos en todo el país.