O2, la filial alemana de telefonía móvil de la compañía española de telecomunicaciones Telefónica, subió hoy tras su salida a bolsa en Fráncfort a un precio de 5,60 euros por acción.

Las acciones de O2 ganaron tras la salida a bolsa más de un 2 %, hasta alcanzar los 5,73 euros.

Telefónica colocó casi 258,8 millones de acciones de O2, a 5,60 euros, lo que supone el 23,17 % del capital social de Telefónica Deutschland Holding.

El importe total de la transacción, si se ejercitara en su totalidad el "greenshoe" (opción de compra que se reservan las entidades colocadoras) se situaría en 1.449 millones de euros, según la compañía española.

"Nos alegramos mucho de la elevada demanda de nuestras acciones", dijo el consejero delegado de Telefónica Deutschland, René Schuster.

"Nuestra oferta a los inversores de invertir en un posicionamiento estratégico fuerte, crecimiento sólido y un dividendo atractivo ha sido un éxito", según Schuster.

Casi el 99 % de las 258.750.000 acciones colocadas han sido suscritas por inversores institucionales.

Los inversores privados en Alemania han suscrito menos de un 1 % de los títulos ofertados.

Los bancos encargados de la colocación de las acciones y de coordinar la salida a bolsa han sido J.P. Morgan, UBS Investment Bank, BofA Merrill Lynch, BNP PARIBAS, Citigroup, HSBC, Banca IMI, BayernLB, BBVA, COMMERZBANK, Banco Santander y Société Générale Corporate & Investment Banking.