El entrenador de los Celtics de Boston, Doc Rivers, reconoció el papel secundario de su equipo cuando asista a la ceremonia de entrega de los anillos de campeones que los Heat de Miami recibirán hoy antes del partido que disputen en la jornada inaugural de la nueva temporada de la NBA.

Sin embargo, destacó que el alero LeBron James, junto con el resto de los jugadores de los Heat, se merece vivir el gran momento del reconocimiento por el triunfo que consiguieron en el campo.

"Podríamos quedarnos en el vestuario a ver una serie de televisión, pero les acompañaremos en el gran momento que deben disfrutar, como nosotros también lo tuvimos", comentó Rivers al concluir la sesión de tiros a canasta de los Celtics.

"James tuvo que vernos a nosotros, ahora es su día y se lo merece", agregó.

LeBron, que ya había jugado dos finales de la NBA antes de conseguir su primer título, admitió que sería un momento especial y que lo disfrutaría al máximo.

"No siempre sucede ni todo el mundo puede disfrutar de un momento tal especial. Conozco la historia del juego", declaró James después de concluir también la sesión de tiros a canasta.

"Viviré el momento con intensidad porque no siempre se da y a mi me ha tocado estar sentado viéndolo otras veces como espectador en los últimos años", añadió.

El jugador tuvo que estar sentado en el banquillo de los Cavaliers de Cleveland en el partido inaugural de la del 2008-09 cuando en la temporada del 2007-2008 los Celtics los eliminaron en las semifinales de la Conferencia Este, y luego ganaron su decimoséptimo título de liga.

James, que llegó a la NBA en el 2003 para ser la gran figura de los Cavaliers, esta temporada tiene el reto de defender el título de liga con los Heat y su condición de ganador del premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la liga.

"Mi objetivo no es otro que crecer cada vez más como profesional, ser el mejor en el campo y luchar siempre por conseguir el triunfo", destacó James en cuanto a sus metas como profesional.

Tanto Rivers como James y su compañero, el escolta Dwyane Wade, que participará en una ceremonia de entrega de anillos por segunda vez en su carrera, reconocieron que la noche estaría llena de emociones y que al final el apartado deportivo no sería el más importante, aunque ambos equipos buscarían la victoria.

Entre otras cosas porque los equipos todavía no están en su mejor momento, dado que no es más que el inicio de una larga temporada y en la que la tradición muestra la verdadera competición no comienza hasta el mes de marzo.

Por su parte, Rivers dijo que no había hablado con el veterano escolta Ray Allen, exjugador de los Celtics, que durante el verano rechazó la oferta del equipo de Boston para fichar como agente libre con los Heat, ni tampoco adelantó si piensa hacerlo.

Dentro de la organización de los Celtics no sentó bien que Allen, uno de los 'Big Three' con los que el equipo logró el título de liga, les rechazase un contrato mucho más lucrativo que el que le han dado los Heat.