La presidencia de la Unión Europea (UE), que este semestre ejerce Chipre, informó hoy de que ha propuesto un recorte de "al menos 50.000 millones de euros" en el próximo marco presupuestario plurianual para el periodo 2014 y 2020.

El recorte de los fondos se justifica sobre la base de que "es inevitable que el nivel total de gasto propuesto por la Comisión Europea, incluidos todos los elementos dentro y fuera del marco presupuestario plurianual, tendrán que ser ajustados a la baja", señala la presidencia.

Los Veintisiete celebrarán una cumbre extraordinaria los días 22 y 23 de noviembre donde pretenden llegar a un acuerdo sobre el futuro marco financiero, pero las diferencias de opinión existentes entre los Estados miembros son grandes.