La confianza económica volvió a caer en la zona del euro en septiembre pero se estabilizó en el conjunto de la Unión Europea (UE), mientras que el indicador del clima empresarial en los países de la moneda única registró un nuevo descenso, informó hoy la Comisión Europea (CE).

España, sin embargo, fue uno de los pocos países de la UE en los que aumentó el indicador de sentimiento económico (ISE) durante este mes (creció un 1,8), sólo por detrás del Reino Unido (5,2) y seguido por Holanda (0,8) e Italia (0,5).

El indicador, que publica el Ejecutivo europeo, cayó en 0,7 puntos en la zona del euro, hasta los 84,5, mientras que en el conjunto de los Veintisiete quedó estabilizado en los 86,2 puntos.

Aun así, desaceleró el ritmo de pérdida de confianza económica desde septiembre, y únicamente disminuyó en tres de los siete mayores Estados miembro.

Según la Comisión Europea, el descenso registrado en los Diecisiete se debió a la pérdida de confianza en los sectores de la industria y la construcción, que pesó más que las mejoras en el sector minorista y la estabilidad en el sector de servicios y entre los consumidores.

En la UE, las mejoras registradas en el sector minorista y de servicios fueron capaces de compensar el descenso de la industria y la construcción.

Por países, la caída más importante se produjo en Polonia (con una reducción de 2,8 puntos), Francia (-1,8) y Alemania (-1,4).

La confianza en la industria mantuvo la tendencia a la baja que sufre desde marzo, con una disminución de 1,2 puntos en octubre en la UE y 2,1 puntos en la eurozona, debido sobre todo al empeoramiento pronunciado del actual nivel de pedidos.

La confianza en los servicios mejoró en la UE en un 0,7 y quedó estable en la zona del euro, gracias a la mejora de las expectativas de demanda.

Por su parte, la confianza en el sector minorista creció tanto en la UE como en la eurozona, en 2,4 y 1,1 puntos respectivamente.

En cambio, el sector de la construcción empeoró su nivel de confianza en 2,6 puntos en el conjunto de los Veintisiete y en 1,2 puntos en los Diecisiete, a causa de las previsiones negativas de empleo.

El nivel de confianza de los consumidores permaneció prácticamente estable tanto en la UE (-0,3) como en la zona euro (+0,2).

Respecto a los servicios financieros -que no se incluyen en el ISE-, el indicador mejoró en 8,7 puntos en la UE y en 7,4 puntos en los países de la moneda única.

La Comisión Europea también publicó hoy el indicador del clima empresarial (ICE) para octubre, mes en el que descendió 0,28 puntos en la zona del euro, hasta los -1,62 puntos.

Esta bajada fue causada por las expectativas negativas de producción, pedidos (totales y exportaciones) y la producción pasada, así como de la evaluación que hacen los empresarios de la adecuación de sus existencias de productos terminados.