El gobierno de coalición en Grecia aplazará por otra semana la votación sobre un nuevo plan de considerables medidas de austeridad, pero advirtió el martes de un posible "caos" financiero de no llegarse a un acuerdo.

El ministro de finanzas, Yannis Stournaras, dijo a los periodistas que el plan de austeridad, con un valor de 13.500 millones de euros (17.400 millones de dólares), sería presentado al parlamento la próxima semana debido a que los tres partidos en el gobierno mantienen diferencias sobre los nuevos ahorros exigidos por los acreedores del rescate internacional.

Stournaras negó informaciones de medios locales de comunicación de que el proyecto de ley sería desbaratado para atenuar las objeciones del partido menor de izquierda en la coalición.

"Todo (el proyecto de legislación) será presentado la próxima semana; creo que no hay otra manera de hacerlo", dijo.

Los acreedores del rescate de Grecia desean la aprobación legislativa del paquete de austeridad para que puedan entregar los nuevos créditos que Grecia necesita para evitar la bancarrota.

El primer ministro, el conservador Antonis Samaras, tiene diferencias con el partido Izquierda Democrática, también de la coalición. Esa organización amenaza con votar en contra de la austeridad a menos que sean eliminadas las reformas laborales incluidas en el proyecto.

Luego de las elecciones generales de junio, Samaras formó la coalición con los tradicionales adversarios socialistas y con la Izquierda Democrática.

En un comunicado, el primer ministro afirmó que había "agotado todo el tiempo disponible" para tratar de llegar a un consenso.

"El problema no es si nosotros (presentamos) esta o esa medida. Por el contrario: Es ¿qué haremos si no hay acuerdos y el país es llevado al caos?".

Grecia tiene un índice de desempleo que supera el 25%, al tiempo que se agrava rápidamente la pobreza con un consiguiente endurecimiento de la postura de Izquierda Democrática.

"Hay ciertos asuntos que son fundamentales para nosotros; como los asuntos laborales", dijo Theodoros Margaritis, miembro prominente de Izquierda Democrática, en declaraciones al canal privado Skai.