El cineasta español Fernando Trueba dijo que ninguna dictadura puede ser de izquierdas y, al confesarse como un hombre de esa tendencia política, rechazó el modelo cubano o los que quieren parecerse o seguirlo, como el que actualmente se propugna desde el Gobierno de Venezuela.

El cineasta presentó su última película "El artista y la modelo" en Caracas, donde comentó a Efe que espera hacer nuevos proyectos en los que abordar los clásicos del cine latinoamericano y expresó su pesar por la crisis que sacude a la cultura en su país, entre otros temas.

"Yo soy una persona de izquierda, pero probablemente no de este tipo de izquierda, le veo demasiado escorado hacia Cuba", dijo a Efe Trueba al ser preguntado por el proyecto que encabeza el presidente Hugo Chávez en Venezuela.

Dijo creer que el sistema político que hay en Cuba "es insoportable", un "castigo para el pueblo cubano de más de medio siglo" que debería haberse terminado hace ya muchos años.

"Yo considero que ninguna dictadura pueda ser de izquierdas, una dictadura es por naturaleza de derechas (...) en el momento en el que se ha convertido en autoritarismo", subrayó.

Lamentó que la crisis económica en España afecte a la cultura y calificó como algo "terrible" que cada vez que hay problemas económicos en un país los primeros afectados son los fondos para la educación, la cultura y la ciencia; "justo lo único que nunca debería tocarse", manifestó.

El ganador de la Concha de Plata al mejor director en el Festival de San Sebastián por su más reciente filme dice que, de ser latinoamericano, haría una película sobre el comandante William Morgan, quien participó en lucha de la Sierra Maestra en Cuba y fue fusilado posteriormente por orden de Fidel Castro.

Y aunque no es latinoamericano Trueba dice que le interesó mucho esta historia y que quiso contarla, pero cuando intentó comprar los derechos ya los había adquirido el actor y director estadounidense George Clooney.

"Espero que hagan una buena película porque la historia es tremenda", indicó.

Sin embargo, entre los nuevos proyectos de Trueba, Latinoamérica sigue siendo protagonista pues tiene la intención de hacer un documental sobre los clásicos del cine iberoamericano en los que incluye filmes de América Latina, España, Portugal y Brasil.

"Es algo que me rondaba por la cabeza desde hace muchos años", dijo Trueba al apuntar que el latinoamericano se siente identificado con su literatura mas no ha sucedido lo mismo con su cine.

"En el fondo hemos dejado mucho la cultura de lado, y a España le pasa lo mismo, somos países que hemos sido un poco tercermundistas porque hemos vivido siempre la mayoría de nuestra historia sin libertad, con golpes de Estado, con dictaduras, con censuras", indicó.

El cineasta comentó que la guerra civil española (1936-1939) fue "una tragedia" para la cultura de ese país, pues murieron "algunos de los poetas más grandes" y otros grandes intelectuales se fueron al exilio.

"Para un país perder a los pensadores más importantes, científicos, etcétera, es una tragedia y eso se refleja en nuestra cultura, nuestro exilio y entonces hay que recoger las piezas que valgan e intentar montar el puzzle aunque tenga agujeros", indicó al explicar parte de su proyecto documental.

En "El artista y la modelo" Trueba es capaz de poner la lente sobre la historia de un escultor francés de la tercera edad que ya vivió la Primera Guerra Mundial y que durante la segunda, ya deprimido y amargado, redescubre la vida y se reconcilia con su arte tras conocer a una joven que se convierte en su modelo.

La película, rodada en blanco y negro, introduce al espectador en los profundos diálogos en los que el artista explica a la joven modelo que cuando se empieza a entender "de qué va" la vida, "ya es hora de marcharse" y Trueba asegura que esa afirmación aún no se aplica a su propia realidad pues él tal vez muera y nunca sepa nada.

"Yo no se nada, yo soy un idiota, me falta mucho, me moriré sin saber, no creo que llegue a ninguna sabiduría", aseguró.

Nélida Fernández